Los fantasmas del Hospital Central "Ignacio Morones Prieto"

30.08.2021 13:36

Juan Manuel Carreras, mandatario estatal de San Luis Potosí, tenía conocimiento y pruebas que en el Hospital Central "Ignacio Morones Prieto" se estaban realizando pagos millonarios a empresas fantasmas. En lugar de tomar acciones contundentes, encubrió el caso y nunca se generaron acciones.
 

Tan solo entre los años 2015 a 2019 se realizaron pagos a facturas de fantasmagóricas empresas por 120 millones de pesos, entre los cuales, 4 millones de pesos están relacionados con medicamentos presumiblemente falsificados, de acuerdo a información de COFEPRIS y Laboratorios Roché.
 

Todas las compras de estos medicamentos oncológicos en el Hospital Central fueron por adjudicación directa del Dr. Francisco Alcocer Gouyonnet, esto bajo el argumento de ser un producto de urgencia y necesario para la vida, así como el contar con un crédito de las empresas facturadoras. Héctor Francisco Aguilar Martell, director administrivo también es pieza fundamental en este entramado así como Mónica Liliana Rangel cuando fue la titular de los Servicios de Salud del estado de San Luis Potosí.


Francisco Alcocer Director del Hospital Central, Juan Manuel Carreras Mandatario de SLP y Mónica Rangel, ex secretaria de salud del estado.

La principal red de empresas fantasma encontrada por la investigación, cuenta con direcciones en Monterrey, Guadalajara y San Luis Potosí. Muchas de ellas comparten la misma dirección fisical, fecha de creación y hasta socios. Incluso se detectaron dos que también usaron los ex diputados para "justificar" que entregaban ayudas a gente de escasos recursos, estas son Comercializadora Ismalog y Station Business Group and Services.

Una de las redes, se encuentra en el estado de Nuevo León y está encabezada por Abraham Raymundo Abrego Torres, su hermano Gabriel Alejandro Ábrego Torres y su esposa Grecia Marian Azuara Orta, quienes en conjunto facturaron un total de 53 millones 23 mil 104.80 pesos con cuatro empresas fantasma creadas en el mismo año y como personas físicas. También han tendido su red al interior del IMSS en San Luis Potosí.
 

CDV Comercializadora Sa de Cv y Comercializadora Ykot recibieron pagos por 7.9 milliones de pesos y comparten la dirección fiscal de Avenida Gonzalitos Sur # 218 interior A Colonia San Jerónimo en Monterrey, Nuevo León. Ambas fueron creadas en octubre del 2016. En la dirección fiscal existe un taller de transmisiones automáticas y el personal que labora ahí, asegura que en ese lugar nunca ha existido una empresa que venda medicamentos y desconocen la existencia de las empresas. A CDV Comercializadora le detectamos facturas de lotes del medicamento HERCEPTIN (Trastuzumab) 440 mg frasco ámpula, reportado por los Laboratorios ROCHE S.A. de C.V., como falsificado. Ejemplo: Facturas B526 y B721. Lotes N7086B02 B3016 y N7101B03 B3018.


Julio Rubén Sosa González, recibió pagos por 4.4 millones de pesos en medicamentos oncológicos como persona física. Todas las facturas son consecutivas desde el folio 3 hasta el 144. La dirección fiscal es: Avenida Salk #2919 Colonia Nueva Progreso en San Luis Potosí, pero al visitar el lugar, se encontró una casa particular donde vive una persona con un nombre distinto, quien dijo desconocer las razones por las que su vivienda aparece registrada con dicho nombre.


 

Comercializada Ismalog que fue usada por ex diputados como Mariano Niño, Josefina Salazar y Jorge Díaz, facuró 2 millones de pesos del medicamento Herceptim, señalado como presuntamente falsificado. Al acudir al domicilio registrado localizado en Quintas Gaviotas Circuito Canarios #108 Quintas de la Hacienda, la persona que se encontraba habitando la casa aseguró que no existe ninguna empresa farmacéutica en su hogar y mencionó que la casa le pertenece desde su construcción, pero que no la utilizaba hasta que salió a la luz en los medios la empresa fantasma que se encuentra registrada en su domicilio, por lo que decidió irse a vivir ahí para evitar que alguien hiciera mal uso de su propiedad.


 

Mirella Tobias Acosta, le facturó como persona física 331 mil 650.52 pesos al Hospital Central en medicamentos oncológicos. Su domicilio físcal se encuentra en Santa Rosa #149, en donde la persona que vive ahí, aseguró que en la vivienda nunca se vendieron medicamentos oncológicos y desconoce el nombre Mirella Tobias Acosta.


Para conocer completa la investigación realizada en conjunto con Astrolabio Diario Digital, ingresa en este enlace : www.astrolabio.com.mx/hospital-central-pago-120-mdp-a-empresas-fantasma-por-medicamentos-oncologicos/

Contacto

Ciudadanos Observando TWITTER : @CiudadanosObser ciudadanosobservando@hotmail.com